15 abril, 2020

Delirios y Fase tres

Empieza el día con una tortilla y queso de bola holandés. Esta rara mezcla es herencia de la cultura yucateca que pasó sin más a Quintana Roo de donde la trajo a la ciudad de México mi suegra que a su vez llegó a México desde Cuba y cuyos padres nacieron en Asturias. Así que desde mi amanecer ya estoy viajando. He preguntado en el mercado de dónde son las naranjas con la que hacemos el beatísimo jugo de naranja y vienen de Veracruz a la central de abasto desde donde llegan a mi casa a pasar por agua con jabón y demás indicaciones.

Leer completo

14 abril, 2020

Días que engañan

Vamos entrando en estos días como en las nubes de una tarde. Nos sentimos en el umbral de algo desconocido. Oímos las cifras de aquí, sabemos las historias de horror que se ven en lugares tan queridos como el Piamonte, Madrid y Nueva York. Y estamos asustados, pero dudando.

Leer completo

2 abril, 2020

Voy de mi corazón a mis asuntos

Ando el día como si los días de otros no estuvieran en él. Y me ha resultado tan sorprendente la sensación. Si no fuera porque sé de qué se trata esto que nos pasa, podría decir que paso el día yendo “de mi corazón a mis asuntos”. Y en santa paz.

Leer completo

28 marzo, 2020

¿Y si lo traigo en los zapatos?

Tras quince días de encierro salí a caminar tres calles. No había nadie a mi alrededor, era tarde de sábado y no pasaba ni un coche sobre la aberrante calle del general José María Tornel. Esperar en la esquina a que se pusiera el verde parecía una más de las muchas ociosidades con las que hay que entretener el tiempo.

Leer completo

25 marzo, 2020

No se preocupen jóvenes

Escribí hace diez años: Los viejos no deberían morirse, deberían esperarnos. Vivimos en un mundo que no quiere pensar en la vejez sino como algo que asusta, en un mundo que quiere el todo o nada. Escribo ahora: El todo hay que seguir queriéndolo. la vejez sigue llena de curiosidad. No se preocupen, jóvenes, los vamos a esperar al otro lado de la pandemia.

Leer completo

24 marzo, 2020

Quien vive por vivir solo

Yo no suelo tener pesadillas. A lo largo de mi ya larga vida recuerdo menos de cinco. Las dos últimas en sólo una noche. Ayer.

Leer completo