21 agosto, 2016

Añorar en voz alta

No es asunto de todos reconocer una pena en todas nuestras penas. Lo que para unos es trivial a otros les resulta entrañable y no hay mejor manera de echar a correr al prójimo que añorar en voz alta la huella de lo que hemos perdido. Llegada cierta edad, a la que por cierto he […]

Leer completo

19 agosto, 2016

Comer ansias

Esto me pasó hace tiempo y ahora lo recuerdo aquí: Volvimos de Puebla con los perros oliendo a chivos. Quien sabe en qué parte del jardín se meterían. Pobres perros. Dice Hugo Hiriart que decía Pío Baroja que alguien tendría que poder decirles a estos bondadosos animales que los humanos no somos adorables, que no […]

Leer completo

17 agosto, 2016

La lluvia y los volcanes

Es verano y llueve en México. En este valle sobre el que imperan dos volcanes, en estos llanos, bajo estas nubes. Aquí llueve en julio y agosto. Sobre todo en las tardes. Casi siempre amanece el cielo claro, luego se pone gris y tiembla con relámpagos anunciando tormentas que se cumplen y nos inundan. La […]

Leer completo

14 agosto, 2016

No amo a mi patria

¿Y qué vamos a hacer?, nos preguntamos todas las noches a la hora de los noticiarios y todas las mañanas en el desayuno. No sabemos. Pero no lo sabe nadie. Yo creo que no la saben ni los que creen saber, ni el Presidente, ni los militares, ni los sabiondos que opinan por donde quiera, […]

Leer completo

13 agosto, 2016

Papeles encontrados

Quizás ya lo dije aquí antes: yo siempre que busco un adjetivo con el que elogiar a quién sea: lo mismo mi perro que una mujer inexistente, doy sin remedio con la palabra audacia. Los audaces cantan más allá de la regadera, los audaces tienen amores y se consumen en su fuego, los audaces andan por la calle a las cuatro de la mañana sin preguntarse quién los sigue o temblar por quien pueda encontrarlos.

Leer completo

11 agosto, 2016

Una para bien

Imelda tiene la melena negra, los ojos oscuros y la risa abierta. Una piel como de japonesa y los pies diminutos de las chinas. Es hija de unos padres que aventaron al mundo diez hijos y luego los dejaron crecer como fueran pudiendo. Imelda se cruzó para Los Ángeles, de mojada, ilegal, hace como quince […]

Leer completo