Verónica Mastretta es una luz de bengala siempre atenta, siempre en vilo. Yo tomó sus palabras y las pongo en este sitio cerca de otras inteligencias y me pongo a pensar, con ustedes.

Escibió así:
Los cuatro candidatos a la presidencia de México han puesto un empeño enorme en serlo, el que más, Andrés Manuel y le sigue Ricardo Anaya. Corren con absoluto entusiasmo, para mí inexplicable, al suplicio que será gobernar un país con un altísimo grado de complejidad e inmerso en un caldo de discordia sin precedente en los últimos decenios. Van predicando y cantando como los mártires cristianos hacia el cadalso. Gobernar este país está cabrón y se puede ser todo menos ingenuo cuando uno se dirige al circo romano. Ahí va a haber gladiadores despiadados, fieras asustadas y embravecidas y un pueblo expectante en que al final haya el pan y circo prometidos. Y si no se los dan, pues no sabemos que harán a la salida, pero seguro buscarán culpables.
Todos prometen muchas cosas y por el formato de las contiendas es muy difícil explicar y hacer entender el cómo lo harán, pues hay propuestas de una gran complejidad, que requerirán para su ejecución de destreza política y de muchísimas buenas técnicas financieras y jurídicas. Dice un amigo que la autoridad electoral debería quitar su registro a aquel candidato que haga promesas sin sustento en la realidad. En esta feria de promesas nos quedaríamos sin candidatos. El ofrecer sólo lo que es posible dejaría a todos fuera de combate. Cualquier remedio que el país requiera será lento, complicado y con costos políticos para quien gobierne.Nadie quiere ofrecer sangre, sudor y lágrimas. Un plan serio de desarrollo para el país requiere de una visión que abarque mínimo treinta años, con sus respectivas etapas.
A largo plazo tendría que repensarse un gobierno, pero la cruda verdad no tiene rentabilidad política inmediata.
Hay mucho pensamiento mágico en las promesas, y en cuanto a ellas, es Andrés Manuel el que transmite con gran seguridad muchas propuestas para reformar al gobierno federal mediante políticas públicas que- dice él- darían resultados tangibles de manera muy rápida. Acabo de ver un video de animación con la firma de MORENA en el que se presentan programas y resultados que se cumplirían en un sexenio. No sé quién realizó el video, pero como herramienta de propaganda será muy efectivo. Si no tuviera firma, sería raro que alguien se opusiera al esbozo que ahí se hace de un país próspero y feliz, aunque creo que muchos pensarían que el esbozo fue dibujado por el Mago de Oz, que bien sabemos que no existe. Creo que somos mayoría los que no podemos entender el cómo le harían, no solo Andrés Manuel, sino los demás candidatos para cumplir lo que prometen. Todos parecen prometer resultados en función del poder que emana de la figura del presidente de la república, pensando de manera poco realista que esa figura aún tiene el poder que tuvieron los presidentes de los años dorados del PRI , poder casi absoluto que se fue eclipsando a partir de que Ernesto Zedillo y el PRI perdieran la mayoría en el Congreso de la Unión en 1997. Si los demás la tienen muy difícil, ¿qué haría Margarita si ganara? Ni siquiera tendría un mínimo de diputados y senadores propios adentro del congreso, ni un mínimo de gobernadores aliados. Compite sola. De verdad no entiendo a esta reina de los mártires.
Los candidatos, quizás por eficacia en la estrategia electoral, omiten de manera pragmática mencionar que habrá 32 gobernadores con un poder inmenso en sus estados, de los cuales la mayoría no serán de sus partidos y que se comportarán como el cocodrilo que pacientemente espera que Garfio caiga al agua para comérselo a gusto. Eso serán los gobernadores. Solo nueve se elegirán en julio, los demás ya están ahí. Si Morena ganara 5 de los nueve en disputa , tendrían aún 27 poderosos gobernadores de oposición. Si el Frente ganara 5, Anaya aún tendría a más de la mitad de los gobernadores en la oposición, sin contar a los enemigos internos. Más o menos igual estaría el PRI. Los candidatos siguen pensando y actuando como decía la Guera Rodríguez en 1820: “Fuera de la ciudad de México, todo es Cuautitlán.” Pero con el con qué de que Cuatitlán creció y es poderoso. Hay feudos, hay tal cosa como los gobiernos y los congresos de los estados, y en muchos de esos feudos muchos otros poderes fácticos, entre ellos el crimen organizado. No los olviden cuando hacen sus promesas.
Quiero regresar al video en el que nos volvemos un país próspero, feliz, respetuoso del estado de derecho, sustentable y equitativo. ¿Quién no desea eso? Dado que Andrés Manuel encabeza las encuestas, quiero apuntar algunas de las dudas que me surgen ante sus propuestas:
-Un aeropuerto alterno en Tizayuca, Hidalgo, lo cual significa que de manera mágica se resolvió desechar el otro con todo y lo que eso significa de complejidad, demandas, pérdidas financieras y conflictos. Si lograran desecharlo con argumentos de peso, será todo menos fácil y rápido. En el video vemos a unos aviones que vuelan precioso y aterrizan con toda comodidad en un aeropuerto de ensueño. Hoy el aeropuerto de México mueve a 40 millones de pasajeros al año y es uno de los más peligrosos y difíciles de operar del mundo, así que la solución no puede postergarse. Dicen que en Tizayuca moverán 100 millones de viajes.¿Cómo lo harán, en cuánto tiempo y cuánto costaría?
-Se proponen trenes que comunicarían por dos vías a todo el norte del país, un tren rápido a Querétaro y un tren bala en la Riviera Maya. Nada es más lento que construir un tren rápido, me dice un ingeniero que conoce bien del tema. No está mal desearlo, pero no estaría listo en seis años y no explican de dónde saldría el dinero. Los trenes son caros y muchas veces impagables ¿Cómo, en cuánto tiempo, con qué dinero y con quién harían estos trenes?
-Se prometen un millón de hectáreas reforestadas en seis años. Para eso se necesitaría que los gobernadores de todos los estados con tierras aptas para recuperar bosques, estén dispuestos a convencer a sus congresos a poner la parte correspondiente de sus participaciones para todos los proyectos de recuperación de tierras. Significaría también que se pondría orden y se daría certeza jurídica a todos los linderos de los ejidos, certeza de la que hoy carecen y que las reglas de operación del Consejo Nacional Forestal no permiten. No puedes intervenir tierras en donde hay conflictos de propiedad y límites. Hay muchas instancias gubernamentales que llevan años tratando de poner orden en la división y subdivisión del ejido. Son problemas sociales con raíces muy hondas y complejas. Y hasta el último pedacito del país, incluidas las reservas de la biosfera y las áreas naturales protegidas, tienen dueño. ¿Qué porcentaje del presupuesto dedicarían a esto?¿ Con qué instancias de gobierno? ¿Con las instituciones de la ley Agraria? ¿Con el registro agrario nacional, RAN? ¿Con el pésimo inventario de tierras comunales? ¿Cómo resolver ese berenjenal?
– Una nueva política energética vía revertir la reforma energética y revisar los contratos para garantizar que no hubo corrupción.¿Qué significa eso? ¿Se revierte todo en la reforma o no? ¿Se cancelan contratos ya ganados o no? Para revertir la reforma se requiere una mayoría calificada en el congreso. ¿Se respetará lo que el congreso decida o no?
¿Desde el punto de vista económico y técnico, eso es lo que más le conviene al país? ¿Podremos solos? ¿El sindicato de Pemex regresará por todos sus fueros? ¿Veremos a Romero Deschamps pisar la carcel? Proponen combatir monopolios, pero Pemex ha sido un monopolio. De esta propuesta no entiendo casi nada, y no creo ser la única. ¿CFE también seguirá siendo un monopolio? ¿Las energías eólicas y solares seguirán aceptando a la iniciativa privada o todo regresará al estado?
– En cuanto a las propuestas en educación, garantizan al mismo tiempo dos cosas que se contraponen: elevar la calidad de la educación y admisión garantizada para todos en la universidad, 100% de inscripción a todo el que quiera ingresar, sin filtros. Estadísticamente el incremento en cantidad es igual al decremento en calidad. No entiendo cómo lograrán eso, ni para qué quieren garantizar universidad para todos. No todos quieren y pueden con la universidad. Conozco a muchas personas inteligentes, trabajadoras y creativas que no quisieron ir a la universidad. Y también creo que la calidad requiere de evaluación y filtros, tanto para los maestros como para los alumnos. Proponen mejorar la capacitación y no se habla de evaluación a los maestros. ¿Echarán abajo toda la reforma educativa? ¿Qué sí y que no? Para modificarla se requiere mayoría en el Congreso ¿Qué pasará si no la tienen? ¿Qué pasará si no juntan 17 estados que acepten derogarla? ¿Qué alternativa proponen para ese escenario?
– Proponen una nueva estrategia en seguridad .Nada al margen ni por encima de la ley. Los encargados serán hombres rectos e incorruptibles y se desterrará la corrupción en ministerios públicos y corporaciones policíacas. No quiero ser aguafiestas ni negativa, pero no depende esto de la voluntad política de un solo hombre. ¿Qué pasará con los gobernadores y sus decisiones sobre los presupuestos locales? ¿Qué pasará con los ministerios públicos estatales y los juzgados calificadores municipales que se ocupan de las faltas menores? ¿Quién los obligará a la armonización presupuestal que requiere esta nueva estrategia de seguridad nacional? ¿Aceptarán todos los gobernadores la propuesta del presidente?¿En cuánto tiempo? ¿Cómo harán la armonización presupuestal y cómo obligarán a los estados a aceptarla? ¿Cómo le harán paso a paso? Nada sería más deseable que tener éxito en esta propuesta.
-Un millón de acciones de vivienda que beneficiarán a seis millones de familias por medio del ordenamiento del territorio y el respeto al medio ambiente. Otra vez, el ordenamiento depende no solo de los estados, sino de los municipios. Y también , de facto, de las inmensas inmobiliarias implacables y poderosas. En Puebla, de los 217 municipios solo tres o cuatro tienen un programa de desarrollo urbano o de ordenamiento ecológico actualizado. De eso se aprovechan los desarrolladores, de ese desorden y de esa discrecionalidad. En Puebla ni siquiera existe una Secretaría del Medio Ambiente que abarque la gestión sustentable del agua y el ordenamiento del territorio. El presupuesto destinado a este rubro es mínimo. ¿Obligarán a los gobiernos estatales a poner en orden sus territorios? ¿En seis años? ¿En cuántos?
Gane quien gane todos los candidatos se encontrarán con Cuautitlán y sus señorios. Gane el que gane no será un presidente omnipotente. Sería deseable que cada candidato suba a su plataforma digital los caminos específicos para cada propuesta, con todas las herramientas y tiempos estimados para lograrlo.