“Sólo difuntas”, dice el mal dicho que le atribuyo a un hombre, porque pienso todo lo contrario y porque sé que las mujeres juntas nos divertimos y ayudamos siempre, mucho. Quiero escribir un texto con el título de este blog, para el número de Nexos que se publicará en marzo. Pero ahora estoy muy cansada, y mañana iré a Puebla a ver a mi hermana que cumple años. Aunque le choque oír del tema. Mi hermana que es un roble, un prodigio, un talento sobre otro y otro. Ya cuando vuelva me haré cargo de contarles. Tengo una semana llena de esperanzas y buena voluntad. Dos cosas que no abundan y que urgen.