Escribe Ricardo Bada:

Ha muerto Harnoncourt. Repaso mi diario hasta encontrar lo que escribí acerca de su persona el 18 de julio del 2011 :

 

«Pasan en la tele un reportaje sobre Styriarte, el festival musical de Graz, en Austria, que cumple ahora 25 años, y es un feudo cariñosamente celado por el más ilustre hijo de la ciudad, Johann Nicolaus Graf de la Fontaine und d’Harnoncourt-Unverzagt, más conocido como Nikolaus Harnoncourt, a quien se considera estirio de pura cepa, aunque en realidad nació en Berlín. En este reportaje se puede ver a Harnoncourt varias veces dirigiendo y otras tantas ensayando, y una de estas últimas lo hace con el Coro Arnold Schönberg, entre cuyos miembros se cuenta la escritora austríaca Sabine M[aria, I supose!] Gruber. Y resulta que a Frau Gruber, por ser escritora, se le fueron sedimentando en sus particellas las indicaciones que Harnoncourt daba a sus músicos durante los ensayos, todas las cuales anotó cuidadosamente, para luego publicar un libro con ellas.

En el ensayo que pasan durante el reportaje hay un buen ejemplo de la plasticidad de esas indicaciones harnoncourtianas. De repente manda parar a la orquesta y al coro, y le pregunta a este: “¿Pueden ustedes cantar la palabra leer [=vacío] de tal modo que la gente, cuando les oiga, se ubique mentalmente en el Sáhara”?»

 

He abierto ahora el libro, de nuevo, al enterarme de su muerte, y copio las indicaciones al coro durante los ensayos de la 9.ª de Beethoven. Siguen acá, yendo entre corchetes, delante, el verso de la “Oda a la Alegría” acerca de cuyo canto Harnoncourt hace indicaciones:

 

«[Compás 313 : Küsse gab sie uns] ¡Desmadrándose! Es una fiesta de Baco, están embriagados, tambaleándose, pero nada de frivolidad.

[Compás 411 : Laufet, Brüder, euere Bahn] Nada de orgullo ni entusiasmo. Ustedes se hallanjunto a la pista de un hipódromo y casi no pueden respirar de pura excitación.

[Compás 584 : Elysium] ¡Disparen un cohete luminoso, una nube de fuego rosado!

[Compás 596 : Seid umschlungen, Millionen] Más allá del Bien y del Mal.

[Compás 596 : Dieser Kuß der ganzen Welt] Ese beso de todo el mundo tiene que ser comocomo cuando besa un hipopótamo.

[Compás 650 : Über Sternen muß er wohnen] Canten esto con una sola cuerda vocal.

[Compás 672 : Freude] ¡Epilépticamente!

[Compás 855 : Seid umschlungen, Millionen] Aquí tienen que fracasar. No puede ser de otro modo. Es algo que Beethoven dejó compuesto entre líneas en su partitura: el fracaso.

[Al terminar el ensayo] ¿Saben una cosa?  El héroe, a veces, es más interesante cuando fracasa».

Punto y aparte: Una maravilla este hallazgo de Bada. Dice que es su manera de rendirle homenaje a este director extraordinario al que yo no nunca tuve el gusto de ver. Me  he robado sus líneas  porque sé que está preparando algo más largo para rendirle homenaje en estas páginas nuestras. Se los anuncio