Sobre este blog

Hay en el aire por el que cruzamos a diario, promesas y ensalmos que nos ayudan a vivir. Hay el azar y el juego como lo inevitable, hay viajes y quimeras que salva el recuento. “Del absurdo cotidiano” llamaré a este blog en el que he de escribir lo que veo y lo que imagino, lo que me asombra y me lastima, lo que no quiera olvidar mi desmemoria. Sean ustedes bienvenidos a una bitácora cuyo deseo es honrar los misterios de la incierta vida cotidiana, asir lo efímero. Y a veces, guardarlo.