Klimt y la memoria pasando por Chetumal

Tengo que escribir el Puerto Libre para diciembre, pero no puedo quedarme sin pasar hoy por aquí. Vuelvo de una complicada sucesión de viajes. He deshecho y hecho la maleta cinco veces en siete días. Más otra vez, una semana antes, para ir a Puebla, a Profética, a presentar “Adios a los padres”, la novela de Héctor Aguilar
Dirán algunos de ustedes que no están las cosas como para andar celebrando algo, pero la verdad es que la vida tiene espacios de luz y uno tiene que arreglárselas para entrar por ellos a la emoción y la esperanza de otros. Yo acompañé a Héctor a Profética y tuvimos una conversación, pública, como muchas de las que tenemos en privado, sólo que con más elocuencia. Tanta que mi hermana pasó el fin de semana riéndose de nosotros y retándonos a mantener el grado de vehemente admiración que profesamos aquel día. “Si los veo discutir la más mínima cosa, los voy a acusar frente al público al que dejaron tan conmovido, porque están ustedes como para fundar un nuevo movimiento familiar. Digamos que post moderno”. Total, en ese reto estamos. Volvimos de tal presentación un lunes y para el sábado ya estaba yo de vuelta en Puebla para comer en casa de Beatriz Ponce de León, con una pandilla de blogueros. Casandra llegó de Costa Rica, Miriam de Aguascalientes, Daniel de Jalapa, Manuel de Puebla. Y todos llevaron a sua cónyuges, para que quedara claro que la rara comunidad que hemos creado en la red, tiene pies y manos. Se abraza de carne y hueso. Igual que pasó en España en España y en Uruguay. Los reportes de tal encuentro han corrido por el correo electrónico porque ahora parecemos estar en una nueva asociación clandestina, como si la revista Nexos hubiera intervenido el desorden que reinaba en el barco que tuvimos en Puerto Libre . A mí, ¿qué les digo? si va a haber chisme no me importa que sea en público y hasta en la iluminada página de internet de la revista Nexos. Salí al Puebla tras participar en la más que reñida bien conversada jurisprudencia en torno a los ensayos finalistas del premio Carlos Pereyra. Y tras acordar,con José Woldenberg y José Antonio Aguilar, que el ganador sería quien escribió un ensayo vívido y muy atractivo que ha de gustarles a ustedes, sobre el ocaso del imperio Austro Húngaro y el modo en que lo previó su literatura y con más precisión sus arquitectos y su principal pintor Gustav Klimt. Nuestro ganador, elegido por unanimidad, se llama Eduardo López Caffagi. Había entre los finalistas otros muy buenos textos. Ya los iremos viendo. Fue muy grato leerlos. Vuelvo a decirlo: hay gente buena. Gente pensando en el futuro y revisando el pasado con ojos que no da pánico mirar.
El lunes diez fui a Tabasco. A la entrega de los premios Malinalli. El martes y miércoles a Chetumal, el jueves y viernes a Cozumel, el sábado a Cancún. Ya les iré haciendo el recuento poco a poco, pero sepan que aunque suene a viaje turístico, fue cultural, porque no sólo “la rumba es cultura”, también la memoria y el buen modo de recontarla. Ya estoy aquí. No en el feis. A ese no le entiendo, ni me da tiempo. Buen día.

angeles

30 comentarios

  1. Betilón   •  

    Obligatorio mi querida Teresa.

    No quiero volar….. No soñar pero si sí no lo dudes.

    Besos a todos❤️

  2. Teresa   •  

    Betilón, porfa,avisa con tiempo del “cruce”; esta vez me gustaría no perdérmelo.

  3. Betilon   •  

    Corrijo…. Hasta la tierra de Rubens……

  4. Betilón   •  

    Tati querida,
    En esas andamos…
    A ver, a ver si el trabajo nos deja…. Sería el único impedimento.
    Si sí…. Que se prepare Paris y todo lo que se encuentre a nuestro paso hasta la Tierra de Alberto Durero. Besos a las mis/tus Tatis.

  5. tatiparga   •  

    Betilon, de verdad vas a venir a este lado del Atlántico?

  6. Luis   •  

    ¿Cuál es el blog de Miriam, de Aguascalientes? Vivo en esa ciudad, ¡gracias!

  7. mcjaramillo   •  

    ¡Sol de plata, sol
    de oro, sol rosa!
    el jardín, el valle,
    -la nada, las horas…-

    Un verdor, un agua,
    un viento, una roca…
    ¡sol siempre! -la tarde,
    la siesta, la aurora…-

    ¡Sol en seda malva,
    sol en nubes rojas,
    sol en vidrio azul!
    -¡y el tedio! ¡y la sombra!-

    Andar en lo mismo,
    -el corazón llora-
    descansar sin causa,
    -las penas, las cosas…-

    Un éxtasis vago,
    una sed monótona,
    ¡a todo que sí!
    -la nada, las horas…-

    ¡Sol de plata, sol
    de oro, sol rosa!
    el jardín, el valle,
    -¡la lumbre! ¡la sombra!-

    -JRJ-

  8. Lily   •  

    ¡qué barbaridad de viajes y de hacer y deshacer maletas!

    ¡Descansa!

    Yo también tengo muchas ganas de leer al Dr. Aguilar, y aunque Marion ya me avisó que podría adquirir el libro aquí en el Mediterráneo, otras prioridades me han tenido apartada de la circulación y todavía no me he puesto en acción. Y para colmo he agarrado una gripa que no lo es, pero se comporta como si lo fuera…¡un trancazo!

    Y sí, este espíritu “clandestino” y “pirata” que nos caracteriza a los pioneros, nos viene de aquel Puerto Libre …

  9. Ceci S.   •  

    Menos mal que ustedes, viajeros, contentos y reconciliados.
    …Ángeles, “los viajes ponen inteligente” no te ahorres ninguno!

  10. Betilón   •  

    Ya no tengo cuenta de correo…..
    Me volaron todo.
    A ver que se me ocurre hacer…..❤️

  11. Mariana P   •  

    Alejandra Montes de Oca, que lindo todo lo que dices y qué bien lo haces! Me dieron muchísimas ganas de salir corriendo a buscarlo. No sé si ya está en Argentina y no creo que haya llegado hasta mi Bariloche…pero lo intentaré. Gracias.

  12. JcHolguín   •  

    Hola Ángeles, soy Juan Carlos, de Sonora.
    El Dr. Almada me entregó el libro. Muchísimas gracias, no sabe cuan feliz me hizo. “con la letra chueca y el corazón agradecido”, el mío, le aseguro, está doblemente agradecido.
    Saludos
    JcHolguín

  13. Alejandra Montes de Oca Medina   •  

    Querida Angeles: Tan conmovida como quede por la hermosa presentación-converación por el libro del Dr. Aguilar Camín, al llegar a casa ese mismo sábado lo comenze a leer. Tenias muchas razón cuando dijiste que uno no podría parar de leerlo hasta concluirlo. Ayer domingo a las 10.20 pm cerre el libro. Debo confesarte que desde hace tiempo no había encontrado lectura que me doliera y al mismo tiempo me enamorará y enterneciera tanto. Uno siempre olvida que ustedes los escritores también fueron niños y tuvieron ó tienen padres, tios etc. Una lectora como yo que ve a los Escritores como estrellas de Rock y los eleva a semi dioses dueños de secretos que el cosmos les regala todo el tiempo y que su misión es entregárnolos. Esta lectura tan desnuda y audaz no ha menguado ese sentimiento hacia ustedes, solo la ha engrandecido. A ti querida te agradezco tanto Mujeres de Ojos Grandes (me reconcilio con todas mis tías y abuelas) y en este lunes lento y pasguato de Cancún el libro de tu esposo me ha reconciliado con algunos cabrones, no con todos pero ya es ganancia. Gracias por tomarte una foto con tu admiradora (obvio yo) y ojalá tuvieras un programa de radio. Este sábado en Cancún comprobe que nada como la voz de tus escritores para returmbarte el alma y hacerte tomar conciencia.

  14. mcjaramillo   •  

    Como hoy estoy contenta, os dejo estos versos.

    ¡Los árboles deslumbrantes
    del otoño, por la tarde,
    en esos parajes limpios
    del campo, cuando se han ido
    todos, y no queda más
    que uno con la soledad!

    ¡Las cosas que nos dicen!
    ¡Los inmensos imposibles
    que nos transparentan! -¡Oro
    eterno nos quema los ojos!-
    ¡No acaba la hoja con sol,
    ante nuestro corazón!

    -JRJ

    • tatiparga   •  

      Qué bonito, Manu
      Me alegro tanto de que estés contenta!

      • mcjaramillo   •  

        Lo estaría más si arreglara mi “chisme”. Pero parece que eso no tiene arreglo.

  15. mcjaramillo   •  

    Pues precisamente por estar las cosas como están, no hay que dejar de celebrar con alegría todo aquello digno de celebrarse. Nada arregla el estar todo el día con cara de difunto.
    Bienvenida

  16. tatiparga   •  

    Betilón, cuando puedas venir para esta orilla, pasa un par de días en Viena. Verás las obras más importantes de Klimt.
    Tampoco se puede perder visitar el museo Leopard, donde se encuentra una amplísima colección de Egon Schiele, otro de los grandes pintores de la misma época.

    • Anónimo   •  

      A lo mejor en diciembre Tati…. A lo mejor…..

      Besos a las tres Tais

  17. Mariana P   •  

    Raquel, Marion, muchas gracias por vuestro saludo de cumpleaños. Fue un día amarillo; es la época en que la flor de la retama estalla su luz a la vera de todos los caminos, lagos y arroyos y que el sol no se apaga hasta las 8.30,9 pm.
    Besos hasta Uruguay y que lleguen hasta vuestro Río Negro que guarda parte de mi infancia. Mariana.

  18. Mariana P   •  

    “la verdad es que la vida tiene espacios de luz y uno tiene que arreglárselas para entrar por ellos a la emoción y la esperanza de otros”.
    Tu optimismo siempre encuentra un espacio de luz y se las arregla para entrar comos sea, Ángeles. Y no sabes cuánto ilumina.

  19. tatiparga   •  

    Angeles, eres peor que un electrón deslocalizado. ¿De dónde sacas tanta fuerza?

    Sí, los reportes del encuentro en Puebla nos llegaron puntualmente. Imaginas mi envidia, ¿no?

    Dices que tenemos una red clandestina, jeee, y que el chisme bien podría darse en este sitio. ¿Tú no crees que la dirección de Nexos no nos echaría a cajas destempladas?
    Yo a veces imagino a otros visitantes del blog mirando por aquí y extrañándose de nuestras conversaciones. No quiero pensar en qué dirían si ese despendole clandestino fuera así de público.

    Me alegro mucho de tu retorno por estos lares.

    Besos

  20. Betilón   •  

    ¿Cómo haces para hacer tanto?
    Yo mañana regreso….

    Mientras tanto, que descanses.

    Abrezos❤️

    • Betilón   •  

      http://es.m.wikipedia.org/wiki/Gustav_Klimt

      Uno de los cuadros de G. Klimt es, de los que pueden comprarse, el más caro del mundo.

      Yo me conformo con poseer un libro, de estos, gordos, grandes, lleno de su historia y sus pinturas. Me lo regalaron unos amigos del DF. Reyna y Pedro, tan admirados.

Responder a Lily Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>